Inicio Cultura y Exposiciones No hay edad para ciertas cosas, y estas son algunas de ellas

No hay edad para ciertas cosas, y estas son algunas de ellas

182
0
Excursiones

Seguro que en más de una ocasión has oído que, para ser una persona completa en la vida hay que ‘plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro’. El poeta cubano José Martí puede que se quedase corto con solo esas tres cosas porque para nosotros hay otras tantas que todos debemos hacer en la vida y para las que, además, no hay edad. ¿Te animas?

La vida está para disfrutarla al máximo. Por ello, hay una serie de cosas que te proponemos que hagas, si aún no las has hecho, tengas la edad que tengas.

Ir a un concierto de la música de tus nietos

Si nunca has ido a un concierto, ¿a qué esperas para comprar una entrada? Hay multitud de conciertos y espectáculos de música que se están adaptando a la situación actual para que podamos seguir disfrutando de la música con seguridad.

Tanto si eres un amante de lo clásico como del rock, adelante. O ¿por qué no probar con un estilo nuevo?

La Universidad de los mayores

El saber no ocupa lugar ni hay edad para ello. Si te has dedicado durante toda tu vida a una profesión, pero siempre quisiste aprender otras profesiones o materias, pero por tiempo o cualquier otra circunstancia no pudiste, ¿por qué no hacerlo ahora?

Tanto si deseas iniciar una nueva carrera o bien ampliar o actualizar tus conocimientos, puedes hacerlo. En concreto, para estos últimos casos, existe un proyecto educativo llamado ‘La Universidad de La Experiencia’ en numerosas comunidades autónomas dirigido a la población adulta con el objetivo de facilitar el acercamiento de las personas mayores a la cultura o promover el intercambio de relaciones, entre otros.

Hacer el Camino de Santiago con tus seres queridos

En nuestra lista de cosas que todos debemos hacer y que no tienen edad se encuentra el Camino de Santiago. Si hay algo que hace esta aventura de peregrinación tan especial es que cada uno puede encontrar su propio camino. Cada peregrino puede elegir desde dónde camina, cuántas etapas hace, cuántos kilómetros recorre cada día, cómo lo hace y con quién lo hace, por ello, es una experiencia totalmente adaptable a cada tipo de peregrino y por lo tanto no hay una edad recomendada, prácticamente todo el mundo puede hacerlo.

En este sentido, nuestro consejo es que viajes. En barco, en tren o en avión, cerca o lejos, solo o acompañado… pero que te permitan vivir experiencias únicas. Y por qué no, ¿un viaje en globo?

Aprende a tocar un instrumento

La guitarra u otro instrumento. La música nos ayuda a estimular nuestro cerebro, facilita el suelo, disminuye el estrés, reduce el dolor… Son múltiples los beneficios que nos aporta para la salud, por ello, ¿por qué no aprender a tocar un instrumento?

Si en lugar de la música eres más de la rama de arte, ¡hazte con un lienzo y a pintar! La pintura mejora nuestra autoestima, la motricidad y nuestra capacidad de concentración, entre muchos otros beneficios.

Otra de las ramas artísticas que puedes probar es la gastronómica. Así que ármate con cuchara y delantal y ¡a los fogones!

Estos son solo algunas de las cosas para las que no hay edad recomendada y a las que podríamos sumar miles y miles de opciones más. Eso sí, entre te recomendamos que no falte decir ‘te quiero’ y pasar tiempo con las personas que merecen la pena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre aquí