Inicio Política Las desigualdades a las que se enfrentan las mujeres en el día...

Las desigualdades a las que se enfrentan las mujeres en el día a día, se agravan con la edad

145
0
Mujer trabajadora

La Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP) ha querido sumarse al Día Internacional de la Mujer, que se celebra el 8 de marzo, para visibilizar los derechos de las mujeres mayores. En un comunicado, destaca que “las desigualdades y dificultades añadidas a las que se tienen que enfrentar día tras día las mujeres (salarios más bajos, problemas de conciliación, dificultades de promoción, etc.) se agravan con la edad“.

Según UDP, “hacerse mayor tiene un significado diferente para mujeres y hombres”, ya que las mujeres mayores “deben hacer frente a una doble discriminación: por edad y género”. Por ello, consideran que “alcanzar la igualdad de género pasa por empoderar a las mujeres mayores, una tarea que se debe alcanzar de manera transversal”. Así, reclaman:

  • Ruptura de los falsos estereotipos y roles impuestos a las mujeres durante la vejez.
  • Participación y escucha de las mujeres mayores, sobre cómo quieren envejecer, dónde y con quien.
  • Contar y dar voz a las mujeres mayores en entornos rurales, donde la falta de accesibilidad les aboca al aislamiento social y a la soledad no deseada.
  • La denuncia pública de la violencia de género o la necesidad de impulsarestrategias y políticas de envejecimiento activo, salud , prevención de género y atención a personas mayores, en la que la igualdad de género sea transversal.
  • Mejorar los derechos de las mujeres en todas las etapas de su vida, sin olvidarlas e invisibilizarlas durante la vejez, para no dejar a ninguna atrás. Para acompañarlas, sin paternalismos, y defender unos derechos que no se acaban por el simple hecho de cumplir años.
  • Un nuevo modelo de cuidado que supere el papel tradicional de la familia y básicamente de la mujer como cuidadora y que apueste por la igualdad de género en los cuidados.

“Los efectos de la pandemia de la Covid-19 podrían revertir los avances y logros en materia de igualdad de género y derechos de las mujeres. La crisis del coronavirus agrava las desigualdades existentes para las mujeres, desde la salud y la economía, hasta la seguridad y la protección social. Son muchas las mujeres que han estado en primera línea de la pandemia, como trabajadoras esenciales en estos tiempos de Covid, sobre todo relacionadas con la salud, los cuidados y con la atención directa a personas mayores (sanitarias, cuidadoras, profesionales de atención a domicilio y personal de residencias y centros de día) cuya economía es precaria. Una situación que si no cambia, las convertirá en futuras pensionistas precarias“, alertan desde UDP, que realiza las siguientes propuestas:

  • Para acabar con la brecha de género en las pensiones, nuestros representantes políticos también tienen que apostar por la eliminación de la brecha salarial entre hombres y mujeres durante su etapa laboral. Pero también por adoptar más medidas de conciliación profesional y laboral, porque todo ello, sin duda, supondrán una mejora y avance en las pensiones de las futuras pensionistas.
  • Desde UDP reclamamos acabar con la desigualdad de género en las pensiones, mejorar las pensiones de invalidez y viudedad, igualar las pensiones más bajas al salario mínimo, la no penalización de la jubilación, tras 40 años cotizados. Y todo ello, blindando las pensiones públicas en nuestra constitución como derecho fundamental.
  • La privatización de las pensiones perjudica y golpea a los colectivos de personas con mayor precariedad económica, y más en una situación como la que estamos viviendo del Coronavirus. Personas autónomas, personas en situación de dependencia, personas con jubilaciones anticipadas de ERES, y Mujeres.

El trabajo doméstico como ejemplo claro

“Si hablamos del tiempo dedicado al trabajo remunerado y no remunerado queda patente la invisibilidad del trabajo doméstico y del cuidado de familiares (personas en situación de dependencia o de discapacidad, nietos y nietas, etc.), mayoritariamente realizado por las mujeres. Se tiende a subestimar la contribución y la puesta en valor de su tiempo y dedicación al bienestar de la población“, indican.

Para romper con la feminización de los cuidados, desde esta asociación consideran que “hay que seguir educando y formando a jóvenes y adultos en valores de igualdad, eliminando los estereotipos  y edadismo que rodean al colectivo de las personas mayores” porque “las mujeres mayores no son todas iguales: ni todas las mujeres mayores necesitan cuidados, ni todas quieren ser cuidadas, ni tampoco ser cuidadoras”.

“Creemos firmemente que reconocer las aportaciones de las mujeres mayores en nuestra sociedad, es una oportunidad que debe ser aprovechada para el desarrollo de su vida activa, para proporcionarles una mayor seguridad y un pleno ejercicio de sus derechos”, sostienen.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre aquí